Menta

HierbabuenaInfusiones con menta para adelgazar
A la hora de adelgazar, por sus propiedades para emulsionar las grasas, las infusiones con menta pueden resultarte de gran utilidad. Descubre como quemar grasa con té de menta y congela tus kilos de más.
La menta en sus diversas variedades, tanto si se trata de menta poleo como de menta piperina, posee muy buenas propiedades digestivas, ya que contribuye a la emulsión de las grasas. De tal modo, ambas infusiones son excelentes auxiliares para quemar las grasas.

Sin embargo, hay otros modos de consumir la menta para potenciar sus efectos adelgazantes. Tal el caso del té moruno o té a la menta, muy popular en la cultura árabe, que suma a las propiedades de la menta para quemar grasas, los beneficios del té verde para adelgazar.

Por otra parte la menta fresca se puede agregar a otras recetas con té, dándole un toque único e inigualable, además de aportar a la infusión en cuestión, tanto sus efectos digestivos como diuréticos.

En cualquier caso, existen exquisitas formas de prepararlo que superan con creces la versión de una simple infusión. Toma nota de estas originales recetas de infusiones con menta para quemar grasa y no pases un sólo día sin beber un té de menta para adelgazar.

Receta de te de menta frío para cualquier hora del día

Ingredientes:
menta seca
agua
estevia o endulzante a gusto
cáscara de limón
menta fresca

Preparación
Coloca la menta seca en el agua hirviendo y deja infusionar al menos media hora.
Cuela, añade estevia y vierte en vasos con hielo
Termina con cáscara de limón y unas hojas de menta fresca.

Otra versión de té de menta para saciar tu sed
Ingredientes
té verde
agua hirviendo
1 naranja
1 limón
estevia a gusto
menta fresca

Preparación
Infusionar el té verde en el agua hirviendo durante 5 minutos.
Cortar la naranja y el limón en rodajas y colocar en una jarra
Verter el té caliente sobre la fruta.
Agregar la estevia y la menta fresca y dejar enfriar.
Servir en vasos altos con hielo

Deja un comentario