Pan al sartén

Ingredientes:

  • 500 g de harina panificable
  • 300 g de agua
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada (15 g de levadura fresca)
  • 2 cucharaditas de sal
  • Aceite de oliva para engrasar la sartén

Elaboración:

  • Preparamos el prefermento: ponemos en un bol 100 g de harina con 100 g de agua y toda la levadura. Mezclamos bien (no hace falta amasar), tapamos y dejamos que fermente.
  • Cuando haya esponjado y se aprecie que la masa tiene burbujas, mezclamos el resto de los ingredientes y comenzamos a amasar. Como es una masa relativamente seca podemos amasar a mano por el método tradicional o con amasadora si la tenemos. En cualquiera de los dos casos amasamos con reposos entre amasados, es decir, amasamos unos dos minutos y dejamos reposar 10-15 minutos. Repetimos esta secuencia tantas veces como sea necesario hasta que la masa esté fina y elástica.
  • Hacemos una bola, pintamos un bol de aceite y metemos la bola con la unión hacia arriba. Tapamos y dejamos que doble el volumen.
  • Cuando haya levado la masa la pasamos a la encimera y la aplastamos con las manos para desgasarla. La dividimos en cuatro porciones y hacemos una bola con cada una de ellas.
  • Estiramos las bolas con un rodillo en forma redonda u oval, hasta dejarlas del grosor de una masa de pizza. Si se resisten a estirarse las dejamos reposar un par de minutos y seguimos estirando.
  • Calentamos a fuego medio-alto una sartén pesada, mejor si es de hierro y fondo grueso, porque acumula más calor y lo transmite mejor (una plancha lisa también sirve). Cuando esté bien caliente ponemos la primera torta de masa. Cocemos la torta hasta que esté dorada y le damos la vuelta; la cocción por la segunda cara es más breve, nada más que para dorarla, pues el pan por dentro debe estar cocido. Sacamos la torta de pan cocida a un paño y la tapamos para mantenerla caliente. Si dejamos enfriar los panes dentro de un paño nos quedarán más blanditos que si los enfriamos al aire sobre rejilla.
  • Usamos el mismo procedimiento para hacer los demás panes. Los mantenemos guardados en un paño y los servimos el mismo día.

Deja un comentario