Pretzels o bretzels

Ingredientes:

Masa

  • 500 g de harina panadera
  • 100 g de agua
  • 170 g de leche
  • 5 g de levadura seca de panadería (15 g de levadura fresca)
  • 5 g de miel
  • 25 g de aceite de oliva suave
  • 5 g de sal

Escaldado

  • Dos litros de agua
  • 50 g de bicarbonato sódico

Acabado

  • 1 huevo para pincelar
  • Sal gorda o escamas de sal para espolvorear

Elaboración:

  • Haremos un prefermento con 100 g de harina panadera, 100 g de agua y toda la levadura de panadería, para mejorar el sabor y la conservación. Mezclamos todo bien en un bol, tapamos y dejamos fermentar hasta que haya subido y esté burbujeante.
  • Mezclamos el resto de los ingredientes y amasamos, a mano o con robot. A mano se puede hacer con el amasado tradicional porque es una masa bastante seca. Amasamos uno o dos minutos varias veces, dejando reposos de 10-15 minutos entre amasados, hasta que la masa esté lisa y elástica. Hacemos una bola con ella, la ponemos en un bol aceitado y dejamos que doble el volumen.
  • Cuando haya fermentado la desgasamos sobre la encimera, apretando bien con las manos, y la dividimos en 12 porciones iguales. Rodamos cada una de ellas en un cilindro y dejamos reposar para que se relaje, ya que la masa se resistirá a ser estirada. No hace falta enharinar porque la masa casi no se pega.
  • Formamos los pretzels de la siguiente manera: estiramos cada churro en una pieza larga de unos 60 cm, un poco más gruesa por el centro y más fina por los extremos. Tomamos las puntas y las acercamos a nosotros, haciendo como una herradura.
  • Cruzamos una punta sobre otra, como se ve en la foto. Tomamos las puntas otra vez y las volvemos a cruzar una sobre la otra.
  • Para acabar de formar el pretzel, llevamos ambas puntas hacia atrás y sobre el resto del lazo. Pellizcamos un poco cada punta sobre el lado redondo del lazo, para que se peguen, y le damos la vuelta al lazo. Vamos poniendo los lazos formados sobre una bandeja de horno. Los dejamos fermentar, tapados con un plástico.
  • Cuando han subido, pero no doblado (es mejor quedarse un pelín cortos), podemos preparar el baño de bicarbonato. Ponemos el agua y el bicarbonato en una olla y llevamos a ebullición. Cuando hierva vamos metiendo los lazos, que mantendremos en el agua unos 20 segundos por cada lado. Los sacamos otra vez a la bandeja con una espumadera (con cuidado de no desbaratarlos).
  • Pincelamos los pretzels escaldados con el huevo batido y repartimos por encima unas escamas de sal o un poco de sal gorda. Cocemos en el horno caliente a 240º (sin aire) unos 11-13 minutos, hasta que estén bien dorados. Sacamos a enfriar sobre rejilla.

Deja un comentario