Archivo de la categoría: Endulzar…

Mermelada de violetas

Ingredientes:
200 gr pétalos de violeta
200 gr azúcar
200 ml de agua
gotas de zumo de limón

Mezcla el agua con el azúcar, las gotas de zumo de limón y los pétalos de violetas en una cazuela con el fondo grueso. Triturar un poco la mezcla deja unos petalos relativamente enteros.

Calentar a fuego alto hasta hervir, bajar el fuego al mínimo remover constantemente.
La textura es parecida a un almíbar espeso pues al enfriar del todo espesará a su textura final. Colocar en el recipiente hermético que se desea almacenar y cerrarlo. Cuando son grandes cantidades o se desea almacenar por meses es necesario la esterilización.

Piruletas corazón

Ingredientes:

  • Una tanda de masa quebrada (puede ser comprada)
  • 60 g de mermelada de frambuesa (u otra fruta roja)
  • Azúcar al gusto
  • Molde cortador de galletas con forma de corazón

* Las cantidades son orientativas pues el número de piruletas obtenidas depende del tamaño de la masa quebrada que compréis. Con una tanda de masa quebrada salen unas 20-24 piruletas, pero por supuesto depende igualmente del tamaño exacto del cortador utilizado. De los cortadores que os recomendamos el más parecido al que he usado es el de 6,4 cm.

Elaboración:

  • Extendemos la masa con un rodillo sobre un papel de hornear o un tapete, bastante finita, no más de 2 mm.
  • Cortamos corazones con un cortador de galletas de corazón, intentando aprovechar al máximo la masa como se ve en la foto. Si después reaprovecháis los recortes es aconsejable amasarlos ligeramente, envolverlos bien en plástico y volverlos a dejar reposar antes de reutilizarlos, de lo contrario la masa se resistirá a estirarse y se encogerá de forma irregular en la cocción.
  • Tomamos un corazoncito y colocamos el palito de piruleta encima, presionando ligeramente. Ponemos en el centro del corazón una porción pequeña de mermelada (ni un tercio de cucharadita). Mojamos con agua el borde la masa.
  • Colocamos encima del corazón de la base otra cubierta de corazón, cuidando de apoyarlo primero por los bordes para que no se salga la mermelada. Presionamos un poco los bordes para que se peguen y luego los marcamos con los dientes de un tenedor, como si fuera una empanadilla.
  • Procedemos de idéntica manera hasta acabar todos los corazones. Vamos poniendo las piruletas en una bandeja forrada con papel de hornear.
  • Con un pincel, pintamos las piruletas con huevo batido y después las espolvoreamos con algo de azúcar.
  • Cocemos las piruletas 30 minutos en el horno caliente a 175 ºC (sin aire) o hasta que estén doradas y crujientes. Las sacamos y las pasamos con el mismo papel a una rejilla para que se enfríen.

Tarta Ganaché de Corazón

Ingredientes:

Bizcocho cuatro cuartos

  • 6 huevos (si los huevos son medianos, unos 300 g)
  • El mismo peso de azúcar
  • El mismo peso de mantequilla pomada
  • El mismo peso de harina cernida

Ganache montada

  • 580 g de nata líquida (mínimo 35% de grasa)
  • 250 g de chocolate de cobertura amargo

Ganache fluida

  • 200 g de nata líquida
  • 200 g de chocolate de cobertura amargo
  • 20 g de glucosa líquida
  • 20 g de mantequilla derretida

Elaboración:

Bizcocho

  • Primero ponemos el horno a calentar a 180º con aire, mientras preparamos la masa del bizcocho. Es esencial que el horno esté a la temperatura necesaria cuando acabemos de prepararla, pues estas masas montadas no pueden esperar, porque se bajan.
  • Cascamos los huevos y los pesamos. Los ponemos en un bol. Pesamos la misma cantidad de azúcar y montamos la mezcla, bien con varillas en robot, bien con batidora de varillas. Batimos hasta que la mezcla haya aumentado de volumen y esté blanquecina y espesa.
  • Añadimos al bol la mantequilla en pomada, es decir, muy blanda pero no derretida del todo, y batimos lo justo para que se incorpore.
  • Cernimos la harina con un tamizador y la agregamos al bol. Mezclamos con una espátula con movimientos envolventes al tiempo que giramos el bol, hasta que apenas se aprecien grumos de harina.
  • Como veréis los moldes no son exactamente de la misma altura, por lo que para que los bizcochos queden bien es mejor poner algo más de masa en el molde que corresponde al pico del corazón (el más alto) y algo menos en el que corresponde a la parte superior del corazón (el más bajito). Así que mejor llenar primero el molde bajo, hasta que falten unos dos dedos para llegar al borde. El resto de la masa se echa en el molde alto.
  • Horneamos los bizcochos 30-35 minutos, hasta que estén levados y doraditos. Sacamos y dejamos reposar dentro del molde 10 minutos.
  • Extraemos los bizcochos de los moldes. Se despegan muy bien porque el antiadherente es estupendo. Si se agarran un poco, ponemos el molde en vertical y lo golpeamos suavemente contra la encimera, o con la mano a medida que lo giramos, para que el bizcocho se vaya despegando de la pared. Ponemos los bizcochos a enfriar del todo sobre una rejilla.

Ganache montada de relleno

  • Partimos el chocolate en trozos pequeños y lo ponemos en un bol que aguante el calor.
  • Vertemos la nata en un cazo y la calentamos suavemente, hasta que empiece a hervir. La vertemos de inmediato sobre el chocolate y dejamos reposar 1 minuto.
  • Batimos con varillas hasta homogeneizar y, una vez fría del todo la mezcla, dejamos reposar toda una noche en el frigorífico.
  • Montamos la ganache bien fría con varillas en robot o batidora de varillas, hasta que espese y coja cuerpo, como una nata montada.

Montaje de la tarta

  • Ayudándonos con una espátula, llenamos con la crema de trufa las cavidades de ambos bizcochos, cuidando que la superficie de la crema quede a ras; para ello pasamos un rascador con cuidado. Podemos meter los bizcochos en el frigorífico un rato, bien cubiertos con plástico, para que la trufa quede un poco más firme.

  • Tomamos el bizcocho que debe ir encima y le damos la vuelta con cuidado, poniéndolo encima de la otra mitad de bizcocho e intentando que coincida lo mejor que se pueda. Apretamos ligeramente para que se pegue la crema en el interior.

Ganache fluida de cobertura

  • Troceamos el chocolate en un bol y ponemos la mantequilla. Calentamos en un cazo la nata con la glucosa líquida hasta que hierva. Vertemos la nata sobre el chocolate y dejamos reposar 1 minuto.

 

  • La glucosa y la mantequilla sirven para darle más brillo a la cobertura acabada. En lugar de dejar enfriar del todo la ganache, la vertemos sobre la tarta cuando aún esté tibia, y la extendemos por encima y por los lados ayudándonos con una cuchara sopera. Para verter la ganache colocamos la tarta sobre una rejilla, así el sobrante escurre. Conviene poner el bizcocho previamente sobre un cartón o similar, para poder retirar la tarta más cómodamente de la rejilla.
  • Dejamos que la ganache enfríe del todo a temperatura ambiente. Podemos meter la tarta en el frigorífico mientras la cobertura enfría por completo, pero no nos quedará tan brillante.

Pie de frutas rojas

Ingredientes:

Para la pasta azucarada (pâte sucrée):

  • 300 g harina
  • 165 g de azúcar glas
  • Una pizca de sal
  • 60 g de almendras en polvo
  • 300 g de mantequilla muy fría
  • 60 g de huevos batidos
  • Una cucharada de vinagre

Para el pie de frutas rojas:

  • 650 g de frutas rojas frescas (fresas, moras, frambuesas, etc.)
  • 175 g de azúcar
  • 35 g de maicena
  • Un par de pizcas de nuez moscada
  • Un par de pizcas de canela en polvo
  • Una o dos cucharadas de crème fraîche
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de uno o dos limones

Elaboración:

Para la pasta azucarada:

  • Mezclamos en un cuenco grande la harina con el azúcar, la pizca de sal y la almendra en polvo.
  • Añadimos la mantequilla en pequeñas nueces frotándola con la harina entre los dedos.
  • Cuando tengamos la mantequilla completamente incorporada añadimos poco a poco el huevo batido mezclado con el vinagre hasta poder juntar la masa y formar una bola. No es necesario que echemos todo el huevo, solo lo necesario para juntar y hacer la bola de masa.
  • Tapamos el cuenco con papel film y lo guardamos en la nevera durante al menos dos horas, mejor si es toda la noche.

Para el pie de frutas rojas:

  • Encendemos el horno a 180º C. y extendemos con un rodillo la mitad de la pasta azucarada.
  • Cubrimos el fondo y unas tres cuartas partes de los bordes del molde corazón para hacer la base. Metemos en la nevera 20 minutos.
  • Sacamos el molde de la nevera, cubrimos con papel de horno y ponemos pesos, o legumbres secas, para evitar que la masa suba o que los bordes se caigan cuando hagamos el prehorneado. Horneamos 10 minutos o hasta que veamos que la superficie de la masa esté seca. Retiramos del horno, quitamos los pesos y dejamos enfriar.
  • En un cuenco grande mezclamos las frutas rojas con el azúcar, la maicena, las especias, la pizca de sal, la ralladura y el zumo de limón, y la crème fraîche.
  • Rellenamos la base prehorneada con las frutas rojas.
  • Extendemos la otra mitad de pasta azucarada sobre la encimera previamente espolvoreada con harina y cortamos corazones de diferentes tamaños usando los cortadores de corazón.
  • Cubrimos gran parte del relleno con los corazones empezando con los más grandes, por los bordes, y disminuyendo el tamaño de los corazón conforme vayamos llegando al centro de la tarta. Dejamos sin tapar el hueco central. Metemos en la nevera 20 minutos.
  • Pincelamos con huevo batido y horneamos hasta que la superficie esté dorada, y el centro haya empezado a hervir.
  • Retiramos del horno, colocamos sobre una rejilla y cuando esté frío lo espolvoreamos con un poco de azúcar glas, y lo servimos.

 

Mermelada de Sandía

Ingredientes

  • 1 kg de sandía
  • 750 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

Primero, tenemos que preparar la sandía eliminándole la cáscara y las pepitas que tenga. Después la cortamos a daditos. La ponemos en un cuenco con el azúcar y la dejamos macerar durante 12 horas, removiendo a menudo para que suelte el jugo. Pasado el tiempo la pasamos a una cazuela con la carne de la vainilla y cocinamos a fuego lento durante 45 minutos. Comprobamos el espesor y la dejamos enfriar. Envasar esterilizadamente.