Archivo de la etiqueta: Pan

Pan al sartén

Ingredientes:

  • 500 g de harina panificable
  • 300 g de agua
  • 5 g de levadura de panadería liofilizada (15 g de levadura fresca)
  • 2 cucharaditas de sal
  • Aceite de oliva para engrasar la sartén

Elaboración:

  • Preparamos el prefermento: ponemos en un bol 100 g de harina con 100 g de agua y toda la levadura. Mezclamos bien (no hace falta amasar), tapamos y dejamos que fermente.
  • Cuando haya esponjado y se aprecie que la masa tiene burbujas, mezclamos el resto de los ingredientes y comenzamos a amasar. Como es una masa relativamente seca podemos amasar a mano por el método tradicional o con amasadora si la tenemos. En cualquiera de los dos casos amasamos con reposos entre amasados, es decir, amasamos unos dos minutos y dejamos reposar 10-15 minutos. Repetimos esta secuencia tantas veces como sea necesario hasta que la masa esté fina y elástica.
  • Hacemos una bola, pintamos un bol de aceite y metemos la bola con la unión hacia arriba. Tapamos y dejamos que doble el volumen.
  • Cuando haya levado la masa la pasamos a la encimera y la aplastamos con las manos para desgasarla. La dividimos en cuatro porciones y hacemos una bola con cada una de ellas.
  • Estiramos las bolas con un rodillo en forma redonda u oval, hasta dejarlas del grosor de una masa de pizza. Si se resisten a estirarse las dejamos reposar un par de minutos y seguimos estirando.
  • Calentamos a fuego medio-alto una sartén pesada, mejor si es de hierro y fondo grueso, porque acumula más calor y lo transmite mejor (una plancha lisa también sirve). Cuando esté bien caliente ponemos la primera torta de masa. Cocemos la torta hasta que esté dorada y le damos la vuelta; la cocción por la segunda cara es más breve, nada más que para dorarla, pues el pan por dentro debe estar cocido. Sacamos la torta de pan cocida a un paño y la tapamos para mantenerla caliente. Si dejamos enfriar los panes dentro de un paño nos quedarán más blanditos que si los enfriamos al aire sobre rejilla.
  • Usamos el mismo procedimiento para hacer los demás panes. Los mantenemos guardados en un paño y los servimos el mismo día.

Pan de cacao

Este pan puede hacerse en un molde de hierro o en forma de barra.

Ingredientes:

  • 320 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina integral de fuerza
  • 14 g de malta tostada
  • 16 g de cacao en polvo
  • 15 g de levadura fresca
  • 10 g de sal
  • 350 – 400 g de agua
  • 150 g de chocolate troceado

Elaboración:

  • Mezclamos en un cuenco grande las harinas, la malta y el cacao, y lo pasamos todo varias veces por un tamizador hasta obtener una harina homogénea.
  • Desmenuzamos la levadura con las manos hasta que esté completamente incorporada.
  • Añadimos la sal y 250 g de agua tibia a la harina, y la trabajamos hasta que la absorba totalmente.
  • Tapamos con un paño y dejamos reposar de 20 a 45 minutos.
  • Pasamos la masa a una mesa de trabajo y la trabajamos mientras vamos incorporando el resto del agua (100 – 150 g). Si nos cuesta manipular la masa podemos dejarla reposar (no más de cinco minutos) y continuar amasándola.
  • Trabajamos la masa hasta que el gluten se haya desarrollado completamente.
  • Añadimos el chocolate troceado y formamos una bola.
  • Colocamos nuestra masa en un cuenco y dejamos fermentar durante una o dos horas aproximadamente.
  • Pasamos la masa a una mesa de trabajo enharinada con ayuda de una rasqueta y la dejamos reposar 10 minutos antes de comenzar a formar.
  • Espolvoreamos un banetón redondo o un cuenco de madera con bastante harina.
  • Formamos una bola procurando trabajarla lo menos posible y la colocamos dentro del banetón, y dejamos fermentar una o dos horas aproximadamente. Encendemos el horno a 250º C media hora antes de hornear el pan.
  • Pasamos el pan a una cazuela de hierro fundido previamente espolvoreada con harina o sémola de trigo.
  • Marcamos el pan con una cuchilla haciéndole una cruz, cuatro cortes en cuadrado o el corte que más nos guste. Tapamos la cazuela y horneamos.
  • Retiramos la tapadera cuando hayan pasado los primeros 20 minutos y continuamos horneando otros 30 minutos más.
  • Diez minutos antes de terminar de hornear el pan colocamos una paleta de madera entre la puerta y el horno, para abrirlo un poco. Dejamos secar la corteza durante 5 o 10 minutos más.

 

Sacamos el pan de chocolate del horno y de la cazuela, y lo dejamos reposar sobre una rejilla. Cuando esté completamente frío lo podremos cortar en rebanadas y servir acompañado de una rica mermelada de fresas o naranja (o de lo que más os guste), mantequilla y una taza de café o té calentito.

Pan de Jengibre a partir de una barra de pan

Ingredientes:

Una barra de pan 3/4 de pulgada de espesor, aproximadamente 24 rebanadas ( que tenga 1 o 2 días de hecho)
Un cuarto de taza de mantequilla derretida  sin sal
3 huevos grandes
Media taza de leche (opcionalmente use 3/4 de taza si el pan es viejo o muy crujiente)
Jarabe de arce 1/4 taza
Un cuarto de taza de melaza oscura (no oscura que es demasiado amarga)
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre molido
Media a 1 cucharadita de nuez moscada molida, o al gusto
Media a 1 cucharadita de clavo molido, o al gusto
pizca de sal, opcional y al gusto
azúcar impalpable para espolvorear, opcional
Jarabe de arce para servir

Procedimiento:

Cubra una bandeja con papel de aluminio, rociado con aceite en aerosol.
Añadir el pan en rodajas en 3 filas de cerca de 8 rebanadas por fila, ligeramente superpuestas.

En un recipiente apto para microondas grande, derrita la mantequilla, aproximadamente 1 minuto. Deje que la mantequilla se enfríe momentáneamente para que no estropear los huevos o cuajar la leche.

 Añadir los demás ingredientes y bata para combinar. Poco a poco y de manera uniforme vierta la mezcla sobre el pan, separando suavemente las rebanadas con los dedos, y vierta la marinada entre las rebanadas. Aunque parezca mucho líquido se absorvera durante la noche.

Cubra el recipiente con papel aluminio, cooque en el refrigerador durante por lo menos 4 horas, pero es mucho mejor durante la noche (o hasta 24 horas).

A la mañana siguiente, cuchara cuidadosamente cualquier líquido agrupado en el fondo de la sartén a la parte superior del pan, redistribuyendo y re-empapando las manchas blancas.

Cuando esté listo para hornear, precalentar el horno a 180 grados. Hornear durante unos 20 a 35 minutos, o hasta que esté hecho. Los tiempos de cocción varían en gran medida de la cantidad de líquido con el que se empapo el pan, si es pan firme o suave, etc. 

Opcionalmente, espolvorear con azúcar glas y servir con mantequilla y almíbar, o sus ingredientes tostadas francesas favoritas, es decir, la fruta o mermeladaEste pan es mejor fresco, pero adicionalmente se mantendrá hermético por un máximo de 4 días en la nevera. Vuelva a calentar suavemente en el micro antes de servir.

Pan banano y Nutella

Ingredientes
3 huevos
1 taza de azúcar
3/4 taza de aceite
2 bananos maduros
1/2 taza de nutella
2 cucharadas de cacao en polvo
1-1/4 taza de harina
1 cucharadita de polvo para hornear  (royal)
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/8 cucharadita de sal
1/2 taza de agua tibia
2 cucharadas de leche
1 cucharada de extracto de vainilla

Instrucciones
Pre-caliente el horno a 350F.
En un tazón, bata el huevo con el azúcar hasta que se combinen para obtener una consistencia suave. Vierta el aceite y agregue nutella y batir de nuevo. En un tazón pequeño, triturar los plátanos y añadirlo a la mezcla de huevo.
En otro tazón, mezcle todos los ingredientes secos – harina, cacao en polvo, polvo de hornear (royal), el bicarbonato de sodio y la sal.
Vierta los ingredientes secos a la mezcla de huevo poco a la vez y batir constantemente. Una vez combinados, agregue el agua, la leche y el extracto de vainilla. Batir de nuevo.
Vierta la mezcla en un molde redondo de 9 pulgadas y hornear durante 50 a 55 minutos.

Referencia: playfulcooking

Tosta de pera y queso

Ingredientes
2 peras
2 panes
queso azul o de cabra (la cantidad a su antojo)
nueces
miel

Procedimiento
Cortar en rodajas los panes por la mitad y untar ligeramente la mantequilla con el lado cortado y poner a tostarlos en un sartén. Si desea que el pan sea extra-crujiente, sugeriría ligeramente tostado la parte de abajo también.

Mientras tanto corte en rodajas finas las peras.

Untar los panes con el queso azul sobre el lado del corte tostado y colocar las rodajas de pera encima de eso. Agregar las nueces picadas y luego ponerlo en el sartén por un minuto. Antes de servir, dejar caer un poco de miel de abeja por encima del pan.

Receta de pan…

Ingredientes para un pan grande de 900 gr.:

  • 700 gr. de harina de fuerza
  • 430 gr. de agua tibia
  • 20 gr. de levadura de panadero fresca
  • 10 gr. de sal

Preparación:

 

  1. Colocamos la harina en un bol grande y hacemos un hueco en el centro.
  2. Deshacemos la levadura en un cuenco con cuatro cucharadas de agua templada.
  3. Vertemos esta preparación, junto con el resto del agua tibia y la sal, en el hueco de la harina.
  4. Mezclamos a mano poco a poco la masa, hasta que ésta se separe de las paredes del bol y presente una apariencia homogénea y firme.
  5. Volcamos la masa sobre la encimera de nuestra cocina, previamente espolvoreada con un poco de harina, y amasamos la masa durante 10 minutos, añadiendo el mínimo posible de harina en este proceso.
  6. Preparamos una bola y la volvemos a guardar en el bol. Lo cubrimos con un paño húmedo y dejamos que doble su tamaño.
  7. El tiempo dependerá de la temperatura, tanto de la masa como de la estancia donde se encuentre, más o menos una  o dos horas.
  8. Si no dejamos que leve bien la masa tendremos como resultado un pan pesado y si nos excedemos en el tiempo la masa se nos desparramará por el interior del horno. Si te ocurre esto último puedes “recuperar” la masa amasándola un par de minutos andes de modelar el pan y déjala levar de nuevo.
  9. Modelamos la masa, bien en forma de pan o bien en forma de barra, y la colocamos en la bandeja del horno, previamente enharinada. La practicamos unos pequeños cortes en la parte superior y la introducimos al horno 40 minutos a 190º.

 

 

Levadura seca, levadura prensada fresca y levadura química

Levadura prensada o levadura de panadería: viene en forma de pasta prensada en bloques, también llamada levadura fresca,  se debe conservar en frío, tiene un periodo de caducidad relativamente corto. Para usarla hay que diluirla en agua antes de añadirla a la harina para hacer el pan.

Levadura seca o levadura de panadería seca: viene en sobres herméticos, es la misma que la anterior pero deshidratada y granulada (en polvo). Se puede añadir directamente a la harina para el pan, no es necesario diluir en agua. Es la que mejores resultados suele dar en casa, ya que su caducidad es larga y produce una subida muy uniforme de las masas. Se rehidrata con la harina, la sal, huevos, azúcar, etc….

Levadura química: la más conocida es la de la marca Royal. Es un emulsionante químico, basado en bicarbonato, cremor tártaro y fécula de maíz. Su acción es reaccionar durante la cocción en el horno, con el huevo y grasas de los bizcochos y galletas produciendo un gas que es el que hace que queden esponjosos.

Las levaduras naturales, tanto prensada como fresca, actúan antes del horneado, ya que mueren a los 50º. Por ello hay que fermentar la masa antes de meterla al horno. La levadura química, al contrario, actúa durante la cocción, por lo que no sirve para hacer pan. En realidad solo se usa para hacer galletas, plum-cakes y algunos tipos de bizcochos.